Lunes - Viernes: 9:00 hrs. - 19:00 hrs.

¿Qué significa ser un politólogo?

En los últimos 10 años, los politólogos se han ido visibilizando ante mayores sectores de la población, debido en parte a la mayor presencia de estos profesionales en diferentes medios de comunicación (televisión, radio, prensa escrita, etc.) tratando de analizar y explicar por un lado los diferentes hechos políticos coyunturales y por otro lado los procesos más complejos que se relacionan con el sistema político, el Estado y la sociedad de nuestro país.

Teniendo en claro esta primera aproximación al tema, debemos estar preguntándonos, ¿qué significa ser un politólogo? En primer lugar, es importante aclarar que ser politólogo no es lo mismo que ser político. Todo ciudadano que así lo desee, sin importar su profesión u oficio, puede ser político, pero solo los profesionales que estudian ciencia política son politólogos.

Estudiar Ciencia Política le permite al politólogo conocer y aprender sociología, gestión pública, antropología, historia, psicología política, derecho, relaciones internacionales, comunicación política, administración pública, economía, entre otras disciplinas relacionadas con las relaciones de poder y con la gestión de los asuntos de interés público; dándole al politólogo la oportunidad de observar su alrededor de forma crítica y global.

Debido a esto, el politólogo tiene la opción de desempeñarse en diferentes campos laborales como son la evaluación, gestión y desarrollo de políticas públicas, la gestión y asesoría en comunicación política y de gobierno, la investigación social y científica, la docencia universitaria, y la consultoría en empresas e instituciones privadas que tienen una relación más próxima al Estado y a la sociedad.

De esta forma, los politólogos pueden contribuir y aportar a la mejora del Estado, a la eficiencia de los gobiernos, al correcto funcionamiento del sistema político y a la solución de los principales problemas de la sociedad peruana, que forma parte de un mundo cada día más globalizado y se enfrenta a un contexto de cambios propio de la era digital que vivimos.